Actividades | Charros de San Bartolo Ameyalco | Integrantes | Album de fotos | Enlaces | Enlaces nuevo | Caballos/Alimentación | Indumentaria | Caballos/Razas | Caballos/Cuidados | Suertes
 
Caballos/Alimentación
 
 
Imagen
Cuando se encontraban en libertad los caballos hacían grandes recorridos en busca de agua y comida, consumían todo el día hierbas, pastos, hojas y un poco de tierra, de la cual obtenían algunos minerales esenciales. Ellos mismos regulaban su alimentación y aunque los veíamos comer todo el día, en realidad consumían pocas cantidades de pastos. Cuando el hombre domesticó al caballo cambió toda su forma de vida y alimentación, lo encerró en pequeños espacios y redujo el número de comidas a dos por día, el caballo debía resistir todo el día con el alimento que su pequeño estómago podía contener en esas ocasiones. La consecuencia de este cambio alimenticio es que el caballo sufra a menudo cólicos, parasitosis y otras enfermedades, que en estado salvaje difícilmente se presentan.

El caballo tiene un estómago muy pequeño comparado con el tamaño de su cuerpo y un aparato digestivo hecho para consumir pequeñas cantidades de alimento varias veces al día. Es un animal herbívoro monogástrico, no rumiante. Esto quiere decir que: se alimenta de plantas; sólo tiene un estómago a diferencia de los rumiantes - vacas, borregos y cabras, que tienen dividido el estómago en varios compartimentos; y lleva a cabo su digestión por medio de enzimas, como el humano. El proceso digestivo comienza siempre con la masticación, de ahí la importancia de que los caballos cuenten con una dentadura sana, posterior a la masticación se forma el bolo alimenticio, éste llega por medio del esófago al estómago, el cual cuenta con un primer esfínter llamado cárdias que por su forma y disposición impide que el caballo vomite o regurgite. Este esfínter al producirse una distensión gástrica, por cualquier causa, se cierra e impide la salida del alimento y el estómago puede llegar a romperse; si esto sucede el caballo muere.

El alimento pasa del estómago hacia el intestino delgado a través de un segundo esfínter llamado píloro, que a diferencia del cárdias siempre se encuentra dilatado para dejar pasar libremente el alimento consumido hacia el intestino delgado. En el yeyuno, que es una porción del intestino delgado que lleva a cabo la mayor absorción de los alimentos ingeridos.

En el intestino grueso se produce la fermentación y la degradación de los alimentos para poder ser aprovechados por el organismo. En esta porción del intestino se genera mucho gas, si llega a ocurrir que se acumule en exceso, el caballo no podrá liberarlo y puede provocarle cólico. En estos casos es necesario llamar al veterinario para que ponga rápidamente en práctica el tratamiento necesario porque el animal puede morir en pocas horas
Los Alimentos
Entre los alimentos que componen la dieta del caballo se encuentran los forrajes, granos y sus derivados, alimentos suculentos, suplementos proteínicos y los aditivos, sin embargo, no todos estos alimentos se ofrecen en la misma proporción a todos los caballos, dependerá de la edad, estado fisiológico y tipo de trabajo que realiza el animal.

HENO Y PAJA

Heno. Es la pastura sometida a un proceso de deshidratación. El objeto de la henificación es reducir el contenido de agua en los forrajes verdes para poder almacenarlos el tiempo que sea necesario sin que se fermenten o se enmohezcan.
El mejor ejemplo de heno es la alfalfa achicalada —deshidratada–, una leguminosa altamente digestible para el caballo, además rica en proteínas, calcio y caroteno, por esta razón es muy apreciada por los caballos. Otro tipo de heno es el llamado ray grass, una gramínea menos palatable para el caballo y con menores nutrientes que la alfalfa achicalada. La avena achicalada también se considera un buen heno para el caballo.

El heno de buena calidad debe estar fresco, de color verde brillante. Un heno de mala calidad, con presencia de hongos o tierra es perjudicial para tu caballo, sin lugar a duda le causará cólicos y enfermedades respiratorias serias.




Imagen
Paja. Está constituida por tallos y hojas secas de diferentes variedades de plantas cultivadas para grano después de que ésta a madurado. Cualquier tipo de paja contiene un pobre valor nutritivo, sin embargo, se debe ofrecer en pequeñas cantidades para proporcionarle fibra al caballo y ayudarle de esta forma a la digestión. También ha dado buenos resultados en los animales que muestran nerviosismo, ansiedad y que piden alimento durante todo el día, ésta es una terapia efectiva, no sobrealimentamos al caballo ni le provocamos cólicos recurrentes. La paja de avena es la más utilizada.

Otras pajas como la de trigo y cebada sólo se deben utilizar como material de cama, ya que contienen más fibra que la paja de avena, aumentan la actividad intestinal del caballo y pueden ocasionarle cólicos. Sin embargo, sólo se recomienda este tipo de cama en animales bien alimentados, que no se coman la cama
imagen
GRANOS Y SUS DERIVADOS
imagen
Estos cereales presentan alto contenido de energía y almidones, contenido moderado de proteína, bajo contenido de fibra y son deficientes en algunos minerales excepto del fósforo.

Avena. Este cereal presenta alto contenido en fibra, es muy digestible lo que ayuda al caballo a no sufrir cólicos y tiene un alto valor energético, además no necesita de ningún tratamiento antes de ofrecerlo al caballo y es muy apreciado por los animales por su excelente palatabilidad, sin embargo, no se debe ofrecer en grandes cantidades.

Maíz. El maíz proporciona poca fibra, proteína y minerales, sin embargo, contiene energía y almidones en suficientes cantidades. Es un cereal bastante apreciado por los caballos por su palatabilidad, sin embargo, se debe ofrecer en pequeñas cantidades para evitar la obesidad y la presencia de cólicos por sobrecarga en la dieta.

Cebada. Contiene poca cantidad de fibra, además es duro y presenta cascarilla, por lo que se debe remojar, triturar o aplastar antes de ofrecerla a los animales. Este cereal ha constituido la base de la alimentación de los equinos a través de los años.


DERIVADOS O SUBPRODUCTOS


Salvado. Es un subproducto que está formado por las capas exteriores de diferentes granos y así tenemos que existe el salvado de trigo, de maiz, de arroz, etc. El salvado es altamente recomendado en la alimentación de los caballos, por constituir una importante fuente de proteinas de mejor calidad que las presentes en el grano, además de favorecer el proceso digestivo, pues tiene un efecto ligeramente laxante, proporciona unidades de principios nutritivos digestivos de gran utilidad en los caballos a los que se les practicó alguna cirugía de sistema digestivo, en animales convalecientes, en animales fatigados y en los que presentan estreñimiento recurrente porque ayuda a evacuar totalmente el intestino. Sin embargo, no se recomienda administrarlo en grandes cantidades porque puede provocar diarrea, además se debe ofrecer previamente humedecido para que sea mejor aprovechado por el organismo, de lo contrario el animal necesitara de mayor salivación para poder tragarlo y mayor cantidad de agua para poderlo transformar y degradar en el estómago. Es un alimento muy polvoso y esto puede causar irritación severa en la mucosa nasal del animal.

ALIMENTOS SUCULENTOS
imagen
Se refiere a los premios o dulces que le ofreces a tu caballo después de realizar bien su trabajo. Las zanahorias y las manzanas pueden ofrecerse sin ningún problema siempre y cuando no sobrepasen un kilo por día. El azúcar también es muy apreciada por los caballos pero no debe sobrepasar un cuarto de kilo al día. Recuerda que siempre debes darle estos dulces a tu caballo en su comedero para evitar que se vuelva mordelón.

SUPLEMENTOS PROTEINICOS
imagen
Estos alimentos son de gran valor nutritivo en los potros y en las yeguas que se encuentran en estado de lactancia porque presentan un alto contenido de aminoácidos esenciales que no produce el organismo, necesarios para ellos porque tienen un mayor desgaste energético, físico y se encuentran en producción: leche y hueso, según sea el caso.

Soya. La harina de soya es el suplemento que contiene mayor cantidad de proteína y es muy utilizado en la elaboración de la dieta de los caballos, además es muy palatable para ellos. Sin embargo se debe ofrecer en pequeñas cantidades para evitar problemas en el organismo por sobrecargarlo.

Linaza. Este suplemento también se recomienda en los animales que sufren trastornos digestivos o en los animales convalecientes porque ayuda a evacuar el tracto digestivo sin dificultad, sin embargo, se debe ofrecer en pequeñas cantidades pues contiene sustancias que consumidas en exceso pueden intoxicar al animal. Si cueces la linaza y la escurres puedes eliminar estas sustancias dañinas, pero de cualquier forma se debe ofrecer en pocas cantidades. La linaza también confiere elasticidad y un brillo insuperable a la piel y sobre todo al pelo de tu caballo.

Suplementos de origen animal. Este grupo incluye a los subproductos de leche y a las harinas de pescado y de carne. Estos suplementos presentan un alto contenido de proteína y son bastante apreciados por los caballos, sin embargo, son caros y no son muy utilizados en la práctica común.

ADITIVOS

Son los elementos que ayudan a mejorar el consumo, la apariencia, el sabor y el contenido nutricional de la dieta. Estos pueden agregarse directamente a la ración o existen en bloques para que el animal los consuma poco a poco durante el día. Dentro de los aditivos se considera a la sal común, los minerales, los antibióticos y los azúcares.

Antibióticos. Son sustancias que promueven el crecimiento en los animales y se utilizan principalmente en potros débiles con un deficiente desarrollo y crecimiento. Su administración debe ser muy controlada, ya que los antibióticos provocan resistencia a las enfermedades bacterianas, así que antes de proporcionarlos en la dieta, el veterinario deberá hacer una evaluación minuciosa del caso para decidir si se suplementa la dieta o no.

Esto es muy parecido a lo que padecemos los humanos al consumir carne de animales tratados con antibióticos y sacrificados antes del tiempo de eliminación de dichos antibióticos: nos enfermamos, tomamos algún antibiótico, éste no nos da resultado y tenemos que cambiar a otro más potente.

Azúcares. Estas sustancias se utilizan comúnmente como saborizantes en las dietas. Se trata de la melaza y del azúcar de caña, los cuales además de dar un sabor agradable al alimento le proporcionan gran energía al animal, se usancuando la dieta es deficiente en carbohidratos. Estos saborizantes se deben administrar en pequeñas cantidades porque pueden provocar diarreas y diuresis afectando directamente al riñón, además se deben administrar junto con pequeñas cantidades de sal para evitar la pérdida de agua corporal por la orina. Si se ofrecen en pequeñas cantidades no darán ningún problema.

ALIMENTOS COMERCIALES
imagen
Existe en el mercado un gran número de marcas y de alimentos concentrados para los caballos, esto le confiere comodidad al dueño del caballo, sin embargo, no siempre es lo más adecuado. Es preferible que el dueño le pida al veterinario que le formule una dieta especial para su caballo considerando la edad, estado de salud, estado fisiológico, tipo y regularidad del trabajo que realiza el animal para que se nutra de la mejor manera y se refleje en la belleza, el estado de salud y el rendimiento en el trabajo que realice el animal. Esto no es una práctica común porque es más caro e implica mucho trabajo conseguir todos los elementos necesarios para la dieta de nuestro caballo, es más cómodo ir a la forrajería o pagar el alimento incluido en la pensión.

Un consejo práctico es comprar un alimento comercial de buena calidad, enseñarle la etiqueta al veterinario y que él mismo te diga con qué nutrientes y suplementos debes complementar la dieta de tu caballo y así tendrás un excelente y envidiable caballo.